PRODUCTOS OFICIALES DE: COMICS - PELÍCULAS - VIDEO JUEGOS - MÚSICA

RESEÑA | Batman: The Killing Joke

RSS
RESEÑA | Batman: The Killing Joke

A pocos días de su lanzamiento como película animada, les traemos una reseña de este Clásico.

En 1988 se publicaba por primera vez La Broma Asesina del afamado guionista británico Alan Moore y su compañero, el dibujante Brian Bolland, un relato autoconclusivo centrado en la relación de Batman con su archienemigo por excelencia, el Joker. A esto le acompañaría todo un éxito de ventas y crítica de la época, como lo corrobora su papel en los Premios Eisner de 1989 donde se alzaría con varios galardones en las categorías de Mejor Novela Gráfica, Mejor Guionista y Mejor Dibujante.

 La Broma Asesina acabaría por diseccionar el cómic de superhéroes y redefinir y encauzar el futuro del mismo en sucesivas décadas. Esta obra, repudiada por su guionista, nunca del todo satisfecho con el resultado final, en apariencia es un sencillo y simple relato más de las andanzas del Señor de la Noche pero en la práctica se convertiría en uno de los cómics más influyentes en la historia y mitología del personaje. Viéndose reflejado posteriormente en la famosa obra de Christopher Nolan  El Caballero Oscuro e inmortalizado por Heath Legder  con su estupenda interpretación (una adopción fiel a este personaje, dejando claro la fuerte influencia de La Broma Asesina en las películas recientes de Batman).

Esta historia no es el típico cómic donde reina el “tira y afloja” entre Batman y su eterno rival. Aquí el Joker es el auténtico protagonista y nuestro murciélago enmascarado es un secundario que va tras sus pasos. El Joker ha vuelto a escapar del Asilo Arkham. De nuevo, Batman, debe buscarlo, detenerlo y entregarlo a la justicia, pero su archienemigo por excelencia tiene un plan y quiere ponerlo en práctica: según su teoría cualquier persona necesita tan solo un mal día para volverse loco y para demostrar su tesis ha escogido a Jim Gordon como su conejillo de Indias particular.

En esta novela se incluye mucho el concepto del "Flashback"  por medio del cual entendemos un poco mas el origen del Joker. Al mismo tiempo se percibe un estilo crudo que realsa el caracter maniatico de este personaje, como cuando Gordon es parte de burla con varias fotos desnudas suyas y de su esposa.

“Había una vez dos tipos en un manicomio y una noche deciden que no quieren seguir viviendo en el psiquiátrico. ¡Y deciden escaparse!. Así que suben al tejado y allí, frente a un estrecho hueco entre dos bloques, ven los edificios de la ciudad recortándose a la luz de la luna contemplando cerca su libertad. El primer tipo salta sin problemas. Pero su amigo no se atreve. Ya sabes… tiene miedo a caer. Entonces, el primero tiene una idea y le dice: “¡Ey! Tengo aquí mi linterna. ¡Alumbraré el hueco entre los edificios y podrás caminar sobre el rayo hacía mí!”. Pero el otro mueve la cabeza y dice: “¿Qué te crees? ¿Que estoy loco? ¡La apagarías cuando estuviese a mitad de camino!”

 

El famoso chiste incluido por Alan Moore en la historia, anunciado ya en las primeras páginas del cómic, “había una vez dos tipos en un manicomio…”, es una clara alusión a Batman y el Joker los cuales “están viviendo una locura de la que desean escapar” y a la que se deben como personajes de una historia de la que no son los narradores. La ironía de la misma broma no acaba de entenderse hasta los estertores finales de The Killing Joke cuando, sin saberlo, ambos ríen saltándose el protocolo, asumiendo inconscientemente su condición de personajes de cómic y satirizando su eterna lucha sin sentido por la que se ven condenados a estrellarse contra la pared una y otra vez.

 Esta Obra Maestra es digna de coleccionarse, La puedes obtener en su formato "Deluxe - Original  (en Inglés)"  en nuestro website ↓

 

Fuentes: ign.com - domadoresdepalabras.com - zonanegativa.com

 

Previo Siguiente

  • oscar montesdeoca